Urrutikoetxea sufre la remontada del campeón

31
mayo
2010

Pertenece a Pelota Vasca

0 Comentarios

Mikel Urrutikoetxea vivió ayer en el nuevo frontón Mimetiz de Zalla la cara amarga de la pelota. El de Zaratamo estaba completando un gran partido ante el vigente campeón del Manomanista de Segunda, Mikel Beroiz, y con el 7-18 que señalaba el luminoso acariciaba su segunda final en menos de un año como profresional. Pero en este deporte el objetivo es alcanzar el cartón 22 y el joven vizcaíno vio como su rival navarro dio la vuelta al partido y acabó por clasificarse para la final del próximo 13 de junio. En ella se encontrará a Aritz Lasa, que el viernes derrotó en el Antzizar de Beasain a la otra baza vizcaína, Iñigo Leiza (16-22).

Urrutikoetxea dominó con claridad el comienzo del partido, aunque los dos primeros tantos fueron para su rival. El de Zaratamo exhibió su gran pegada y obligó al de Huarte a quedarse atrás y defender como buenamente pudo. Beroiz no estuvo acertado en muchas ocasiones en su colocación sobre la cancha y el delantero de Asegarce dominaba la situación a placer. Así lo confirmaba el marcador, que señalaba la rápida escapada del vizcaíno, que llegó a colocarse con un 7-1e  archivo photo 10 1 8 20100530 VK11.tif6 Urrutikoetxea sufre la remontada del campeón 8 que parecía definitivo.

Pero Beroiz ya demostró el pasado año que sabe jugar a esto y apareció en el momento preciso. El navarro apretó con su saque, acción con la que se apuntó cinco tantos en el trramo final. El zaguero de Asegarce soltó brazo, empezó a pegar grandes pelotazos, cruzando bien la pelota y se acercó cada vez más a un Urrutikoetxea que parecía más cansado.

Con el choque igualado, el de Zaratamo erró dos voleas que propiciaron la remontada y aunque recuperó el saque con el 20-20 no pudo con un Beroiz que a esas alturas estaba con más juego y acabó un parcial de 15-2 que le llevó a la final.

El viernes en Beasain Aritz Lasa fue superior a un Leiza que no tuvo su mejor día. El de Urretxu dominó el peloteo y acertó a la hora de finalizar el tanto, mientras que el de Lemona se estrelló hasta en cuatro ocasiones en este cometido. Leiza llegó al ecuador del encuentro con ventaja (11-9), pero en la segunda mitad el guipuzcoano fue muy superior y se mereció el pase a la final