Un monumento a la adaptación

09
enero
2012

Pertenece a Frontón / Pelota Vasca

0 Comentarios

 

Titín consiguió en la tarde de ayer dos triunfos. El primero, haber ganado con el apoyo de Abel Barriola el torneo celebrado en el frontón de Bilbao en las original modalidad del cinco y medio. Lo fue por un ajustado 22-20 contra Olaizola II y el estellica Ruiz.
El otro triunfo, menos ostentoso, más íntimo, el de haberlo conseguido seis días antes de cumplir 43 años, elevándose airoso para admiración de sus muchos incondicionales y para que sean más prudentes quienes vienen fijándose más en el DNI del caracolero que en el juego que despliega en sus partidos, por mucho enemigo que le pongan por delante. Como ayer, donde tuvo enfrente nada menos que al considerado el supermán de la pelota, como lo escenificaron durante la retransmisión que ofreció en directo la cadena Nitro para todo el país.
El partido fue muy trabajado por los cuatro protagonistas, empeñados en ganar el tanto dentro de los dos primeros cuadros, despreciando en utilizar hasta el cinco y medio, como les estaba permitido. Ello se tradujo en un forcejeo que proporcionó tantos muy vitoreados, con remates en el rincón, alcanzados con apuros para llevar la pelota al ancho obligando a unos y otros a vertiginosas carreras y haciéndoles rodar por la contracancha y hasta saltar por encima de los espectadores de la primera fila.
Se insistió demasiado en esa manera de intentar ganar el partido, que les dio resultado en los primeros tantos a los que terminaron derrotados, alcanzando un favorable 8-3, pero a partir del 11-14, los rezagados, con una soberbia reacción de Barriola, que empezó a atacar a su rival de puesto y a rebasar al de Goizueta, se fueron haciendo con el partido con una tacada de cinco tantos. A partir de ahí desapareció la superioridad de los favoritos, se niveló la pelea, incluso se pusieron por delante hasta 20-18 que hizo temer un final adverso para la pareja riojano-navarra. Pero como tantas veces ha protagonizado el de Tricio al caérsele una pelota al zaguero estellica, aprovechando la ocasión para cambiar de pelota, se fueron hasta el 22.
Tal como se estaba jugando, no le hubiera importado al gentío que llenaba el graderío que se hubiera prolongado esta final, que se añade a la lista de grandes festivales que se están prodigando en este recinto. Recuérdese que las dos semifinales de esta competición fueron memorables y terminaron con sendos triunfos por un solo tanto. El resultado de esta competición, tanto en lo deportivo como en el económico hace pensar que no será el último y que lo volveremos a ver.