Un frontón de lo más monumental

10
febrero
2012

Pertenece a Frontón / Pelota Vasca

0 Comentarios

 

A punto de cumplir medio siglo de historia, lo hará el próximo 29 de junio, el frontón Jai Alai de Gernika ha sido declarado Bien Cultural con protección especial por el Gobierno vasco por su valor arquitectónico. Es la culminación a un proceso que el Ayuntamiento de la villa foral puso en marcha el pasado mes de junio. Recuperar este emblemático recinto como atractivo cultural, turístico y deportivo internacional potenciando la cesta-punta y creando en sus dependencias el museo y centro de interpretación mundial de la pelota vasca son algunas de las prioridades de cara al futuro más inmediato.
El Jai Alai -cedido en 2005 de forma gratuita por la Diputación, su propietaria, por un periodo de 50 años al Ayuntamiento de Gernika- fue construido por el arquitecto bilbaíno Secundino Zuazo, que también diseñó el Recoletos de Madrid. Se edificó en tan solo un año y está considerado uno de los mayores exponentes de la arquitectura moderna del siglo XX en Bizkaia. La solicitud de la corporación local ha permitido finalmente que el edificio sea reconocido por su valor arquitectónico y cultural e incluido en el catálogo oficial como ya lo hizo en 2007 la Fundación Docomomo (Documentación y Conservación del Movimiento Moderno), que coordina a nivel internacional un programa de investigación sobre el patrimonio del Movimiento Moderno.
Centro de interpretación
El Jai Alai cuenta con capacidad para albergar a dos mil espectadores y hace dos años, a través del Plan Izartu II del Gobierno vasco, se realizaron importantes obras para adecuar las instalaciones a la Ley de accesibilidad.La actuación incluyó la instalación de un ascensor y la mejora de la cancha, entre otras obras, con una desembolso de 650.000 euros, aproximadamente. En la actualidad, con la cesta-punta bajo mínimos, la escuela puntista local se afana en divulgar la modalidad por medio de visitas guiadas a los numerosos turistas que se acercan a la villa foral a lo largo del año. De hecho este equipamiento también complementa la oferta cultural de Gernika con la Casa de Juntas, el Museo de la Paz y el Museo Euskal Herria, así como el Parque Europa, con obras de Chillida y Moore, como máximos exponentes.
Dada la amplitud del edificio, una de las propuestas que se barajan es la de habilitar un centro de interpretación concebido para recuperar, coordinar, exponer y divulgar todos los recursos, documentos y referencias que existen sobre la pelota vasca y la cesta-punta en particular. «Es una pieza emblemática y fundamental en nuestro pueblo que, en su momento, con el Plan Inmobiliario, estuvo a punto de derribarse para hacer viviendas», recalcó el alcalde de la villa foral, José Mari Gorroño.
Fuente:elcorreo.com