Todos pendientes de Aimar

15
noviembre
2011

Pertenece a Pelota Vasca

0 Comentarios

 

Las empresas están pendientes de la evolución de las molestias que Aimar Olaizola padece en el dedo corazón de su mano izquierda para la final de la jaula contra Juan Martínez de Irujo. El goizuetarra padece una pequeña fisura a la altura de la falange distal y según el parte médico ofrecido por el doctor Iñigo Simón, que cuida de la salud de los pelotaris de la empresa Asegarce, el menor de la saga de los Olaizola guardará reposo absoluto durante los próximos cuatro días.
Aimar se lesionó en el transcurso del último partido de la liguilla de semifinales que le enfrentó el domingo a Abel Barriola en el frontón Bizkaia de Bilbao, partido que fue seguido por 300.000 personas según fuentes de ETB. Fue al ir a devolver un saque del zaguero leitzarra, que supuso el 17-18.
A la conclusión del partido, Olaizola II se desplazó a la Clínica La Asunción de Tolosa, donde le realizaron una radiografía para determinar el alcance de la lesión. Una vez conocidos los resultados, el pelotari inició el protocolo de rehabilitación que incluye descanso y la ingesta de antiinflamatorios. Ningún contacto con la pelota.
Tiene previsto realizar una prueba en frontón con una protección especial durante la semana antes de dar el visto bueno para disputar la final. En el supuesto de que las sensaciones no fuesen positivas, solicitaría el aplazamiento. De esta forma, la final se trasladaría del domingo 27 al 4 de diciembre. El reglamento del campeonato contempla dicha opción por la lesión de uno de los finalistas, pero fija el 4 de diciembre como fecha tope para la celebración de la final. El doctor Simón es optimista, cree que con unos días de reposo la fisura evolucionará satisfactoriamente y considera que no será necesario pedir aplazamiento a la LEPM.
Aimar tampoco quiere demorar más tiempo la final. El delantero de Goizueta ya ha manifestado en más de una ocasión que el campeonato se le está haciendo demasiado largo y que desea desconectar de la competición antes del inicio del Campeonato de Parejas, donde defiende la txapela conquistada en 2010 con Begino. Se despertó con el dedo aún hinchado, pero espera que la inflamación remita en los próximos días.
En cambio, su rival en la final, Juan Martínez de Irujo, no arrastra ningún tipo de molestias y se entrena hoy al mediodía en el frontón Bizkaia de Bilbao con Aritz Lasa. La sesión es a puerta cerrada. El de Ibero no quiere que haya curiosos mientras se ejercita. No quiere estar parado hasta la final y jugará por parejas el viernes en Estella.
Lemuno, entre algodones
Quien sí va a solicitar aplazamiento a las empresas para la final de Segunda es Stephane Lemuno. El delantero colombiano afincado en Iparralde tiene la izquierda en muy malas condiciones. Viene arrastrando mal de manos desde el comienzo del campeonato y en los últimos partidos de la liguilla de semifinales ha sufrido un auténtico calvario. No ha podido entrenarse entre partido y partido y ha saltado a la cancha con lo justo.
En principio, debería jugar contra Mendizabal III el sábado 26 en el Beotibar de Tolosa. El delantero antzuolarra es la revelación del campeonato. Si se le concede una semana más de plazo, el partido se disputaría el 3 de diciembre en un escenario que podría variar.
Fuente:diariovasco.es