Titín pierde en su feudo ante un gran Bengoetxea VI en un partido agónico

22
septiembre
2010

Pertenece a Pelota Vasca

0 Comentarios
Ayer el frontón Adarraga colgó el cartel de ‘No hay billetes’. Hubo mucha gente que se quedó en la calle y no pudo acceder al recinto logroñés. La culpa de este suceso la tuvo el pelotari Titín III, ídolo de la tierra.
Sin embargo, la veleidosa le dio la espalda al delantero riojano, que junto a Barriola, perdieron contra pronóstico (21-22) ante Oinatz Bengoetxea y Patxi Ruiz que gozaron de una sustancial ventaja, 13-20, y sufrieron lo que no está escrito en los manuales pelotísticos para hincarles de rodilla a sus rivales.
Hubo una expectación inusitada. Hasta de más allá del Atlántico llegaron aficionados para ver en directo el segundo partido del Torneo de Parejas de San Mateo. Un matrimonio argentino, Graciela Blanco y Alberto Conde, naturales de Galves, provincia de Santa Fé, no quisieron perderse la actuación de Titín III.
El partido arrancó con las espadas por todo lo alto. Hubo empates a dos, a tres, a cuatro, a seis y a siete. De aquí en adelante tomaron la iniciativa el VI de los Bengoetxea y su guardaespaldas: 7-11, 9-13, 13-18 y 13-20. La abarrotada grada del frontón logroñés enmudeció con esas cifras.
La situación alarmante para la pareja representante de la promotora de los Vidarte, que tuvo de salida el respaldo de la cátedra, que cantó el dinero por sus opciones, 100 a 70 euros. El delantero de Leitza le ganaba constantemente en el cuerpo a cuerpo al de Tricio, que se enredaba innecesariamente en los cuadros alegres en vez de buscar la posición del zaguero rival.
Fue en el momento que despertó de su letargo Titín III, con una pelota de más raspe y con un compañero que se multiplicaba tanto en las tareas atacantes como en las defensivas, poniendo cerco a los escapados. Se pusieron a tres tantos (17-20) de sus oponentes y el recinto entró en erupción.
Con una cortada matemática al ancho de Bengoetxea VI, el choque desembocó en el umbral de su resolución: 17-21. Cuanto parecía que estaba todo visto para sentencia entró en acción Titín III, que, ante el delirio de sus paisanos, logró empatar la eliminatoria (21-21) ante una hinchada enfervorizada y los miedos a flor de piel de los hombres de las apuestas.
El último tanto lo materializó de una dejada al ‘txoko’ el zaguero estellés. El ambiente no enmudeció ni un ápice. Tanto los ganadores como los derrotados fueron despedidos por el respetable con una atronadora salva de aplausos. El final, de auténtico infarto, pasará al recuerdo de los pelotazales.
Oinatz Bengoetxea, muy bien. Realizó un desgaste físico impresionante. Finalizó once tantos y un saque. Y una vez más demostró que tiene las piernas de gacela. Ruiz muy seguro. Leyó muy bien el guión y fue un fiel colaborador de su paisano. Titín vino de menos a más. En la primera parte sin olfato rematador y en la segunda estuvo excelente. Mientras que Abel Barriola volvió a dar una lección peloteadora, aunque no fue el zaguero triunfador de Vitoria, San Sebastián y Lekeitio.
Se cae Zubieta
Esta tarde noche (19.15) se produce la primera baja del torneo. Aitor Zubieta, que forma dueto con Xala, se cae del cartel y en su lugar entra como titular Aritz Laskurain. Sus contrarios son Martínez de Irujo y Pascual. Una pareja que parte como favorita y que casi todo el mundo ha nominado como candidatos a los trofeos de la Feria de San Mateo. En el tercer partido, Retegi BI y Merino II rivalizan contra Urrutikoetxea y Otxandorena.
Fuente:elcorreo.com