feb 04, 2013 import_13923196_4
Sin Comentarios

La ciudad de Donostia sirvió como marco para que los hermanos Manolo y Joaquín Balet se convirtieran en campeones del mundo de cesta punta en 1952. Sesenta años después ha fallecido el primero, considerado “uno de los últimos mitos” de la pelota catalana. Manolo tenía 87 años y fue once veces consecutivas campeón de España de esta modalidad de frontón, lo que supone, según los entendidos, “todo un récord” y además de campeón del mundo en la capital guipuzcoana, en dos ocasiones más llegó a la final.

Leer más