may 06, 2013 resizer
Sin Comentarios

Seguro que Asier Olaizola celebró ayer su 38 cumpleaños como merecía la ocasión, pero seguramente le habría gustado añadir a su lista de regalos la clasificación para octavos de final del Manomanista de Primera. O al menos una despedida acorde a su larga trayectoria en la que es posible que haya sido su última participación en la competición. Pues no. Regresó a casa sin lo uno y sin lo otro. Y se vio obligado a meter en su bolsa de deporte la derrota más abultada que ha sufrido desde que debutó en este torneo, todavía más dolorosa que el 8-22 ante Idoate de 2011.

Leer más