Soft racket’, el deporte antiestrés

27
febrero
2017

Pertenece a Soft Raquet

0 Comentarios
61

Todos tenemos un gen competitivo. Y los deporte de raqueta son perfectos para ejercitar ese gen, mucho mejor que otras actividades, como correr. Así lo cree, al menos, Mark Tejedor, director general de la empresa de neumáticos Bridgestone para el suroeste de Europa, que incluye España y Portugal.

Tejedor, nacido en Madrid hace 45 años, practica soft racket, una combinación entre el squash y el racketball. "De pequeño empecé jugando a baloncesto en el Canoe, en Madrid. Pero me lesioné y quedé tocado. Así que el baloncesto pasó a ser más un hobby. Fue también en el Canoe donde empecé a jugar al squash. Es un juego que sólo te permite estar concentrado en lo que estás haciendo en ese mismo momento, en la pista, en la estrategia, en golpear a la pelota, en el contrario… Exige el 150% de tu concentración. Fue el deporte con el que más me he enganchado", explica Tejedor desde su despacho, que es una oda al deporte, con placas conmemorativas y posters gigantes de los deportistas que patrocina o ha patrocinado Bridgestone, como el baloncestista Sergio Rodríguez o el triatleta Javier Gómez Noya, entre otros.

Tejedor se rompió la rodilla jugando al squash y tuvo que dejarlo. "Los médicos me sugirieron que buscara otro deporte. Descubrí el soft racket, que es una mutación del squah. Es la misma pista que el squash, las mismas reglas, pero con una pelota un poco más grande y con una raqueta distinta que se parece más a la del racketball. Es menos agresivo para las articulaciones que el squash, más aeróbico que anaeróbico", afirma el directivo de Bridgestone.

¿Por qué le ha atrapado". Tejedor explica que "sólo necesito una persona más para jugar. Puedo hacerlo a cualquier hora del día -lo que es importante por mí trabajo-, en cualquier estación del año; llueva o haga sol. Es muy exigente físicamente, lo que permite estar bien en forma. Y ejercita también la mente". Este es, quizás, el punto más importante para el ejecutivo. "Es tan veloz que, o estás pendiente en todo momento de lo que estás haciendo, o no puedes ser competitivo. Me encanta estar concentrado sólo en una cosa, algo que hoy en día no es tan fácil. El deporte es lo que me consigue abstraer de todo lo demás".

Tejedor practica "tres días a la semana, casi siempre en el Castellana Sports Club. Además dedico dos días a hacer acondicionamiento físico y también tengo un entrenador personal para mejorar flexibilidad, con ejercicios de Pilates y estiramientos".

El ejecutivo asegura que compagina bien el deporte con su actividad profesional y con su vida familiar. "Siempre digo a la gente que empieza a hacer deporte que haga alguno que le guste. Si no, llegará un momento en que lo dejará. Yo tengo la suerte de disfrutar muchísimo y es sano. Muchas veces juego por la noche o a mediodía a la hora de comer. Si uno tiene ganas, saca tiempo. Es difícil, pero no imposible, con organización".

Fuente: Expansion