Paseo militar de Nadal

09
mayo
2013

Pertenece a General / Tenis

0 Comentarios
1368104184_extras_mosaico_noticia_1_g_0

Rafael Nadal se clasificó para los cuartos de final del Mutua Madrid Open después de doblegar a Mikhail Youzhny en dos mangas. El balear, que se asegura la defensa de los puntos conseguidos el año pasado, buscará las semifinales ante David Ferrer o Tommy Haas.

No hace falta más que mirar a la cara a Rafa Nadal para darse cuenta de las ganas que tiene de agradar al público español y disfrutar sobre el rojizo de la tierra batida que colorea la Caja Mágica en esta edición. De momento ha conseguido dar un paso al frente y clasificarse para los cuartos de final tras superar a Mikhail Youzhny por un marcador de 6-2 y 6-3 tras una hora y diez minutos de juego en un estadio Manolo Santana abarrotado para la ocasión. Cada vez que juega Nadal, no hay silla libre ni escalera por la que se pueda circular sin tropezarse.

 

El partido comenzó según el guión previsto, con un Nadal metido de lleno que no tardó en tomar ventaja en el marcador. Lo hizo en el tercer juego, lanzando al aire un ¡Vamos! que fue acompañado por la primera gran ovación del respetable. Youzhny, muy firme en su encuentro ante Nicolás Almagro apenas 24 horas antes, poco o nada pudo hacer ante el vendaval que le venía desde el otro lado de la red. Metido en pista dando muestras de quien llevaba las rienas de los breves intercambios, Rafa dirigió los mismos con una derecha que cada vez vuela más sobre estas pistas. Tocado o no de su rodilla, vendada la derecha en su parte baja, el Rey de la tierra batida se deslizaba por el tapete con exquisita confianza. Gustándose y gustando, Nadal buscó y encontró las líneas de fondo con aparente facilidad. Y levantó al público de sus asientos con una contradejada que se traducía en una nueva ruptura, suficiente para cerrar a su favor el primer parcial.

Fuente:marca.com
En cuartos de final, Nadal tendrá que verse las caras con el ganador del duelo que enfrenta a David FerEl coronel Youzhny no está acostumbrado a que le dominen. Se siente incómodo cuando es el rival quien manda. Quiso acelerar el ritmo cuando no tocaba y acabó cediendo un nuevo servicio con una doble falta. Una discusión de Rafa con el juez de línea por un saque de Youzhny que mandó repetir a pesar de irse por 14 centímetros, fue la nota de color de un duelo excesivamente plano. "Olvídate de la discusión y míralo luego en la tele", espetó el tenista al juez. La batalla se calentó como le gusta a Youzhny, que recuperó la igualdad y planteó en el ambiente la posibildad real de guerra. Nadal salió de la trinchera sin miedo, volvió a conectarse al plano meramente tenístico y firmó un contrabreak que acabó de desmontar la estretagia del ruso. Desgaste justo y tiempo suficiente sumado en pista por Rafa antes de afrontar el próximo reto.