Oinatz decide en el último suspiro

17
enero
2013

Pertenece a Frontón / General / Pelota Vasca

0 Comentarios
bengoetxea--647x231
Bengoetxea VI y Beroiz lograron ayer en el Beotibar de Tolosa el cuarto punto y lideran la clasificación del Campeonato de Parejas gracias a su victoria, de nuevo por la mínima, ante Arretxe II y Begino. Es el tercer partido que ganan 22-21. No pueden quejarse de mala suerte. Sus anteriores víctimas fueron Berasaluze VIII-Albisu y Martínez de Irujo-Zabaleta. Arretxe II y Begino se suman a esa lista de ilustres damnificados.
Bengoetxea VI y Beroiz se aliaron con la diosa fortuna para sacar adelante un partido que se les puso muy cuesta arriba casi desde el inicio. Arretxe II y Begino dieron más guerra de la esperada y a punto estuvieron de acabar con la racha de imbatibilidad de sus rivales. A ninguno de los pelotazales que acudieron al Beotibar le hubiera extrañado su victoria.
Bengoetxea VI y Beroiz no fueron esa pareja rocosa de anteriores partidos. Al contrario. Se mostraron muy vulnerables, accesibles. Su juego fue vulgar, ramplón. Estuvieron fuera del partido durante bastante tiempo, de ahí que se vieran obligados a jugar contracorriente. No transmitieron buenas sensaciones. Tuvieron un día raro, extraño, pero al final consiguieron la victoria. De eso se trata. Más vale tener un día malo ahora que después, cuando se estén jugando las habichuelas.
Demasiados fallos
En cambio, Arretxe II y Begino dieron una imagen bien distinta a la mostrada una semana antes frente a Gonzalez y Zubieta en el mismo escenario. En aquella ocasión se quedaron en seis. Ayer acariciaron la victoria con la yema de los dedos, pero volvieron a irse de vacío a vestuarios. Con una victoria en cuatro partidos su situación es preocupante, pero tienen mucho margen de mejora.
El partido no fue bueno, ni mucho menos. Predominaron los errores sobre los aciertos. De los 43 tantos, casi la mitad, 21, fueron fallos. Beroiz, Begino y Arretxe II cometieron cinco cada uno y Oinatz, seis.
Arretxe II y Begino sacaron partido del desconcierto inicial de sus rivales para ponerse en ventaja en el luminoso (1-4, 2-7 y 5-11). Destacó en esa fase el delantero de Valcarlos, que estuvo acertado en el remate. Oinatz seguía desaparecido. Y Beroiz ya llevaba cuatro errores claros.
Tirar de amor propio
En ese momento, Bengoetxea VI y Beroiz tiraron de amor propio para igualar la contienda (11-11) gracias a una tacada de seis tantos. Fueron los mejores momentos del leitzarra. Había de nuevo partido. Se sucedieron los empate en los cartones doce, trece y catorce. Todo estaba en el aire.
Pero Oinatz entró en barrena. Cuatro errores consecutivos dieron alas a sus rivales (14-17), que fueron capaces de aumentar su renta hasta un inquietante (16-20). El sexto de la saga de los Bengoetxea volvió a meterse en el partido. Dos saques, un gancho, un error de Arretxe y un buruz gain de Beroiz voltearon el marcador (21-20). Ahí apareció Begino para dar un soberbio pelotazo y establecer el último abrazo en el luminoso.
En el cara o cruz del último tanto, Oinatz decidió con una apertura a la que no pudo responder Arretxe II. Los perdedores merecieron algo más que quedarse a las puertas del triunfo. No cerraron el partido y lo acabaron pagando.
Fuente:diariovasco.com