Miribilla; negro, azul o verde

10
noviembre
2010

Pertenece a Frontón

0 Comentarios

La Diputación de Bizkaia, propietaria del complejo deportivo de Miribilla en el que figura el nuevo frontón de Bilbao, el mayor recinto de mano de Euskadi con una capacidad cerca de 3.000 localidades y que albergará también las sedes de las federaciones vizcaínas, aún no ha decidido de qué color serán las paredes de la cancha.

Los técnicos de Kirolgintzan, la sociedad del ente foral que gestiona los proyectos deportivos de Bizkaia, han mantenido reuniones con los realizadores de las televisiones que transmiten partidos de pelota -Euskal Telebista y Bainet- para dar con la tonalidad más adecuada. Se han barajado varias propuestas, que abarcan desde el negro pasando por el azul Ducados o Bilbao, como el que existe en el frontón Mimetiz de Zalla, el verde o incluso el granate.
El frontón Bizkaia de Miribilla, además de su magnitud, tiene unas características especiales. El frontis es de granito negro y procede de una cantera de Lastur, en Deba. Tiene un grosor de ocho centímetros y también se ha colocado en el trinquete con que cuenta la instalación.
«Sería una pena que tuvieran que pintarlo de otro color porque es realmente espectacular», afirma Fernando Lopetegi, jefe de retransmisiones de Euskal Telebista, quien lleva tres años colaborando con los responsables de la Diputación vizcaína y a quienes ha presentado un informe al respecto. «La Diputación de Bizkaia es propietaria de los frontones de Miribilla y el Jai Alai de Gernika. En ambos, el frontis es de color negro y si se mantiene así sería como un elemento diferenciador con respecto a otros frontones. Las televisiones no decidimos de qué color tienen que ser las paredes del frontón, eso le corresponde a la Diputación. Lo que buscamos es que se vea la pelota lo mejor posible en las retransmisiones. Y de toda la gama de colores, el mejor es el negro».
Iñigo Urreaga, realizador de Bainet, cuya opinión tampoco es vinculante, considera que «mucho más importante que el color es la iluminación. El frontón de Miribilla tiene un hándicap importante; sus dimensiones en altura. Son el doble que las de un frontón normal. Y el color negro absorbe más la luz que otros, por lo que se necesitaría más iluminación. Pienso que el azul o el verde le da al frontón un punto más de alegría, pero igual el negro es un acierto. Fíjate, en la primera reunión que mantuvimos con los arquitectos de la Diputación nos dijeron que lo iban a pintar de granate. Me pareció una bilbainada».
Lopetegi plantea otra cuestión en el supuesto de que el azul Ducados o Bilbao sea el elegido para Miribilla. «Habría que cambiar el color de las camisetas de los pelotaris porque podrían dar motivo a la confusión al acercarse a la pared. Esto no sucede con el negro».
 
Fuente:diariovasco.com