mano final del manomanista

02
junio
2011

Pertenece a Pelota Vasca

0 Comentarios

bilbao. De nuevo, la alfombra roja se despliega sobre el negro hormigón del frontón Bizkaia de Bilbao. La cancha bilbaina, sede de la pasada final del Parejas, vuelve a repetir cita de altos vuelos en el Manomanista, ya que la Liga de Empresas decidió ayer que el mastodóntico edificio de Miribilla sea el escenario para la final entre Aimar Olaizola e Yves Xala del próximo 19 de junio.

No obstante, tras los cantos de sirena que colocaban el duelo entre el de Goizueta y el lapurtarra en el Atano III, el ente que rige la competición más importante del espectro manista tuvo que dar el brazo a torcer y devolver a Bilbao el honor perdido en el mano a mano durante 54 años y colocar el duelo en la cancha vizcaina.

Una de las razones que más peso ha tenido en la decisión han sido los 3.000 asientos disponibles en el Bizkaia, que aporta un margen mayor de ganancia vía taquillaje, tal y como decidieron en el Parejas, en el que si se hubieran puesto a la venta todas las entradas de la cancha -entre 140 y 30 euros- los promotores se habrían embolsado un total de 236.620 euros. Al final, los 3.000 tiques, disminuidos por los compromisos las localidades en venta por los empresarios se finiquitaron en apenas dos hora.

De este modo, con la previsión de la final del pasado 17 de abril, que se disputó entre Olaizola II-Begino y Xala-Beroiz la final del Parejas más cara de la historia, los precios de las localidades se han abaratado. Si bien la butaca de cancha -unos 1.041 asientos- ascendía entonces hasta los 140 euros, en el duelo entre el delantero de Goizueta y el zurdo de Lekuine la localidad de mayor importe tendrá un precio de 100 euros. Con esta rebaja sustancial de las localidades se pretende que la cancha bilbaina se vuelva a llenar -como ha hecho siempre en partido de campeonato- y difiera la imagen del frontón Ogueta de Gasteiz del curso pasado, en el que quedaron algunas lagunas en la grada. En aquella final entre Xala y Juan Martínez de Irujo, las butacas de cancha tuvieron un precio de 150 euros, por lo que la rebaja para la final de Bilbao será de un tercio.

Asimismo, las localidades situadas en el rebote, tras el cristal de la cancha, están cifradas en 70 euros, diez menos costarán los tiques del segundo piso lateral, mientras que el tercer anfiteatro ronda los 40, al igual que el segundo piso del rebote. Los asientos más asequibles son los situados en el tercer piso del rebote, donde los que quieran presenciar la final tendrán que abonar únicamente 30 euros. Las entradas se podrán reservar por teléfono en los números 661 259 009 (Aspe) y 656 799 423 (Asegarce), así como en la página web www.ticketmaster.com.

Con este nombramiento, el frontón Bizkaia se erige como uno de los templos pelotazales; no en vano, con apenas cuatro meses de vida, la cancha bilbaina suma dos finales en su seno. Dos txapelas en su alfombra roja, salpicada de los pelotazos de los manistas. Olaizola II y Xala disputarán una final tan ansiada y tan lejana en el tiempo, por el aplazamiento pedido por el de Goizueta, como espectacular.

"mucha carga atrás" La cancha del Bizkaia, en la que ha jugado Aimar ya tres veces -dos en el Parejas y una en el presente Manomanista-, está siendo muy bien valorada por los pelotaris hasta ahora. "Coge mucha velocidad por el suelo, una virtud rara en los frontones nuevos", analizaban el de Goizueta y Juan Martínez de Irujo en el descorche de la final. Capacidad que fue aderezada a "una gran carga atrás, que se volverá más exigente con el tiempo", un "frontis noble" y una pared izquierda "áspera".