La tarde negra de Albisu da más aire a Oinatz y Beroiz

18
febrero
2013

Pertenece a Frontón / General / Pelota Vasca

0 Comentarios
A1-1812062853--300x180

Oinatz Bengoetxea y Mikel Beroiz ven el horizonte más claro en el Campeonato de Parejas tras su victoria de ayer en el Bizkaia de Bilbao ante Berasaluze VIII y Albisu. La dupla navarra se coloca tercera en la clasificación y, de paso, aleja a unos rivales que podrían haber complicado sus aspiraciones de clasificarse para la liguilla de semifinales.

El protagonista, en este caso negativo, fue Jon Ander Albisu. El zaguero ataundarra no tuvo su tarde en el recinto de Miribilla y lastró con sus errores a un Pablo Berasaluze que mantuvo en la cancha su carácter competitivo, pero acabó rendido ante la evidencia. El berriztarra apoyó en todo momento a su compañero, pero hay veces en las que ni siquiera el mejor consejo vale para nada. Albisu dejó de poner en el verde una docena de pelotas y en su debe también figuran tres saques encajados, dos de ellos al ancho, todos ellos restables.

Es un zaguero joven, con un gran potencial, y al que hay que darle tiempo para que se asiente. El año pasado, en su debut con las figuras, cuajó un campeonato muy completo. Llegó incluso a la liguilla de semifinales y cumplió con creces. Nadie podía exigirle más. Este año, Albisu ha alternado buenos partidos con actuaciones más grises. Y la pareja lo ha acusado.

Fue Berasaluze VIII quien no comenzó bien. Acusó el trote del Campeonato del Cuatro y Medio y su juego no era tan fluido como en la jaula. Y entonces fue Albisu quien llevó el peso de la pareja. Las tornas han cambiado pocas semanas después. Ahora es Pablo quien lleva la voz cantante, pero no puede hacerlo todo. Necesita la colaboración de su compañero. Cuando ambos están entonados, las cosas funcionan de maravilla. Cuando bajan el pistón, adiós. El pasado martes en el Beotibar de Tolosa cometieron trece errores entre los dos y pusieron en bandeja el triunfo a Arretxe II y Begino.

Ayuda sin recompensa

Ayer en Bilbao, los fallos fueron casi exclusivamente de Albisu. Trató de ayudarle y de quitarle presión Pablito restando de aire hasta en ocho ocasiones, pero estaba claro que no era el día del ataundarra. Cuando se te cruza un partido es mejor pensar en el siguiente.

Bengoetxea VI y Beroiz fueron capaces de remontar un 5-0 inicial en contra para llevarse un triunfo que les coloca entre el grupo de elegidos en la lucha por las txapelas. Su rendimiento no es el mismo que el del inicio del campeonato, sobre todo por parte del delantero leitzarra, pero aún así forman una pareja rocosa, difícil de batir. No dan una pelota por perdida. Y si el rival se equivoca, son los primeros en aprovechar sus debilidades.

Sin hacer mucho ruido se han colocado en una posición de privilegio. Con un triunfo más podrían incluso asegurar de forma matemática el pase a la liguilla. Cuentan con dos puntos de ventaja sobre sus más inmediatos perseguidores, Titín-Merino II, que no dejaron precisamente una buena impresión el sábado en el Labrit a pesar de ser los vigentes campeones.

Berasaluze VIII y Albisu están obligados a mejorar su juego y a ganar partidos. Con sólo tres victorias su situación no es precisamente cómoda y sólo quedan cinco jornadas para que concluya la liguilla de cuartos. Lo malo es que sus próximos rivales son Olaizola II e Ibai Zabala.