La hidratación en pádel

18
noviembre
2014

Pertenece a Padel

0 Comentarios
hidratacion_2

Cuando jugamos un partido de pádel, el esfuerzo físico que realizamos provoca un aumento de la sudoración y pérdida de líquidos de nuestro organismo. Por este motivo, la hidratación en pádel es uno de los aspectos clave que debemos tener en cuenta como jugadores.

Un partido de pádel puede llegar a ser muy exigente, mucho más un torneo en el que haya que jugar varios partidos en el mismo día y mucho más cuando jugamos con temperaturas altas. La falta de hidratación nos puede jugar una mala pasada y que sintamos dolor de cabeza, fatiga, mareos e incluso desvanecimientos.

Debido a que más del 50 % de nuestro cuerpo es agua, la hidratación tiene que ser una rutina diaria y más cuando practicamos algún deporte como el pádel. Junto con una correcta alimentación, sana y equilibradauna buena hidratación favorece las funciones físicas y cognitivas, por lo que conseguiremos un mayor rendimiento dentro de la pista y evitaremos cualquier disgusto.

Las personas mayores son especialmente sensibles a la deshidratación, así que todos los padeleros veteranos tienen que prestar, si cabe, más atención a la hidratación en pádel.

Entonces, ¿cómo me puedo hidratar bien cuando voy a hacer deporte? ¿cómo evitar la deshidratación? ¿qué hay que beber antes de jugar al pádel? ¿y durante el partido? ¿y después? Vamos a responder a estas preguntas.

Hidratación antes de un partido de pádel

Como ya hemos dicho la hidratación debe ser parte de nuestra rutina diaria, es aconsejable beber al menos dos litros de agua al día para mantener una correcta hidratación de nuestro organismo. La hidratación antes de un partido de pádel es básica para llegar a jugar bien preparados y no con un principio de deshidratación.

Se recomienda beber dos antes del partido en torno a medio litro de agua o bebidas isotónicas, que nos ayuden a reducir nuestra temperatura corporal y conseguir los niveles de hidratación adecuados.

A partir de esas dos horas, se deben beber pequeños sorbos de agua cada 20 minutos. Es necesario hidratarse aunque no se tenga sed, que forme parte de nuestra preparación para jugar estar con la botellita de agua a mano.

No conviene abusar del café porque favorece la deshidratación, así que conviene evitar tomarlo antes de jugar.

Hidratación durante un partido de pádel

Mientras estamos jugando tendremos que aprovechar los descansos para rehidratarnos. La hidratación durante el partido de pádel tiene que ser continua para reponer los líquidos que vamos perdiendo por la sudoración y mantener los niveles de glucosa.

Hay que beber sorbos de agua o bebida isotónica, que el líquido esté frío es importante porque facilita la absorción.

Si estamos jugando un partido y hace mucho calor también es aconsejable ponernos paños o toallas húmedas o con hielo en la nuca para reducir al temperatura corporal. O bien apoyar las manos sobre las rodillas y mojarnos la nuca con agua fría.

Todo esto disminuye los riesgos de sufrir una deshidratación.

Hidratación después de un partido de pádel

Al terminar de jugar hay que rehidratarse de manera inmediata con agua, bebidas isotónicas o carbohidratos de asimilación rápida. La hidratación después del partido de pádel consiste en ingerir más líquido del que se ha perdidodurante la práctica del ejercicio.

Siguiendo estas sencillas pautas tendremos el cuerpo bien hidratado y preparado para someterle al desgaste físico y mental que supone jugar al pádel, eviataremos cualquier molestia y estaremos en buenas condiciones para sobre todo, disfrutar jugando.

Fuente:empadelados.com