Irujo, en las duras y en las maduras

04
marzo
2013

Pertenece a Frontón / General / Pelota Vasca

0 Comentarios
a -irujo-suelo--647x231

Juan Martínez de Irujo y José Javier Zabaleta afianzaron su liderato en el Campeonato de Parejas y confirmaron su condición de firmes candidatos a las txapelas tras doblar en el marcador, 11-22, a Aimar Olaizola e Ibai Zabala ayer en el frontón Bizkaia de Bilbao. Les avasallaron en la segunda parte.

La irrupción de Zabaleta en la élite eclipsó a Irujo durante la primera vuelta. Todos alabábamos la frescura y la pegada del zaguero de Etxarren, mientras que su compañero parecía pasar a un segundo plano. Sin embargo, las últimas jornadas han devuelto buena parte del protagonismo a Irujo, fenomenal en el Uranzu de Irujo hace tres semanas y tan efectivo como brillante ayer en la capital vizcaína. Hasta su ausencia de la jornada anterior en Vitoria por culpa de la amigdalitis sirvió de reconocimiento para el 'jefe' del dúo.

En el Bizkaia Irujo estuvo a las duras primero y a las maduras después. Sostuvo a la pareja durante el dubitativo inicio de Zabaleta, nervioso y fallón en los primeros tantos. Para el 9-10 había perdido ya seis pelotas, incluido un resto de saque defectuoso. Aimar Olaizola le buscó el ancho en sus saques y también estuvo listo Irujo a la hora de cortar esas acciones de volea o sotamano. También defendía en el ancho lanzándose a por ganchos y cortadas imposibles de Aimar. Protagonizó alcanzadas increíbles.

Martin Alustiza pidió un descanso en el 7-4 para tratar de sosegar a su joven pupilo, al que Irujo habló continuamente. Le quería tranquilizar. Sabía que estaba bien porque lo había demostrado en el entrenamiento del viernes tras la elección de material. Zabaleta deslumbró en aquella sesión, donde Apezetxea y Larrinaga ejercieron de sufridos sparrings. Faltaba trasladar aquellas excelentes sensaciones a la hora de la verdad, a la competición.

Y lo consiguió. La colaboración impagable de Irujo le ayudó a serenarse y comenzó a soltar la derecha. La pelota le sale como una bala de la mano. El delantero de Ibero siguió tan serio y trabajador como hasta entonces y anularon a Olaizola II, limitado a labores defensivas o a ver cómo la pelota volaba varios metros por encima de su cabeza.

Ibai Zabala, seguro y trabajador como siempre, no pudo contrarrestar la pegada de sus dos oponentes, No sólo la sumaron. La multiplicaron. Una cosa es ver la espalda al zaguero rival y otra verla de lejos, con tu espalda pegada al rebote.

Rebote estratosférico

Zabaleta cobró incluso un rebote estratosférico en el 10-14. Lo bombeó tanto que rozó la estratosfera. En cualquier otro frontón habría golpeado el techo. En el Bizkaia, sin embargo, está tan alto que incluso entraría otro frontis encima del que ya existe.

Después de estar en las duras, Irujo pasó a las maduras. Consolidado el dominio en el peloteo y abierta la brecha en el marcador, el de Ibero encontró la oportunidad de lucirse en el remate. Cobró ganchos, paradas en el txoko, alguna volea al pique… Movió de maravilla la pelota.

Irujo y Zabaleta están causando una magnífica sensación. No existe en el Campeonato otra pareja con dos integrantes que peguen tanto. El delantero mantiene una línea de seriedad y fortaleza que le hace temible. También ha entendido cuáles son las cualidades de su zaguero y no le duelen prendas dejarle las mejores para que termine los tantos atrás y, de paso, se luzca.

El chaval, que cumplirá 22 años el viernes, ha respondido de maravilla y se ha erigido en el zaguero más brillante de la competición. Eso, sin duda alguna. Le falta otro pequeño paso, eliminar esas fases de duda, para ser también el mejor. Al tiempo.

Fuente:diariovasco.com