Hernani invadió la cancha y las gradas del Atano III

28
junio
2011

Pertenece a Frontón

0 Comentarios

 

Hernani confirmó el pronóstico con mayor holgura de la prevista y logró su cuarto título del Interpueblos Kutxa gracias a las cómodas victorias de sus juveniles (22-5 a cargo de Lujanbio-Murgiondo) y de sus seniors (22-6 de Ojuel y Gorrotxategi), que dejaron sin efecto el triunfo cosechado por Donostia en el primer partido, el de cadetes (10-22 de Chiapuso y Aranguren). Con las txapelas de ayer, Hernani, gran dominador de esta competición en los últimos años, asciende al tercer puesto del ránking histórico, empatado con Segura y sólo por detrás de Azkoitia (16) y el propio Donostia (5).
Algunas voces entienden que el Hernani de este año es menos potente que el de 2010, edición en la que cayeron derrotados en la final ante Azpeitia. Sin embargo, la regularidad acostumbra a encontrar premio y nadie duda de que el conjunto dirigido por Josu Oiaga y Rufino Rekalde mantiene esa cualidad. La de ayer fue su tercera final consecutiva y la novena en las trece últimas ediciones -ha ganado cuatro y ha perdido cinco-. Cuando se rondan los puestos de arriba, la victoria acaba por caer antes o después.
Porque el Hernani actual también posee calidad, puntos fuertes y equilibrio, virtud fundamental en una competición de equipo como el Interpueblos. Con la garantía que da la pareja senior, Ojuel-Gorrotxategi, contrastada en la élite de esta categoría, juveniles y cadetes han ido sumando puntos tanto en su frontón como en las salidas a otras localidades.
Por eso, ayer no les preocupó en exceso que los gemelos Altuna -Egoitz y Josu- cayeran ante Chiapuso y Aranguren en cadetes. Les quedaban dos balas en la recámara. Ambas acertaron en la diana.
Julen Chiapuso y Mikel Aranguren causaron buena sensación en la única victoria donostiarra. El delantero loiolatarra llevó el peso de la pareja. Cruzó bien la cortada a la pared izquierda con toque y dirección. También arrimó la pelota atrás.
11742922 Hernani invadió la cancha y las gradas del Atano III
Aranguren, interesante
Su zaguero, el antiguotarra Aranguren, está menos hecho, es lento y cometió algún que otro error de colocación, pero posee envergadura y pegó dos o tres derechazos dignos de ser tenidos en cuenta. Es un chaval a cuidar, a formar, a seguir y con bastante margen de mejora.
Los Altuna, aunque demostraron casta y defendieron con uñas y dientes, aguantaron hasta el 7-7. Josu, el zaguero, tuvo muchas dificultades con la zurda y el botillero cambió las posiciones de los hermanos entre el 8-13 y el 10-17. La estrategia no surtió efecto y volvieron a sus posiciones iniciales.
Aunque Donostia se metió al bolsillo el primer punto, todavía quedaba mucha tela por cortar. Hernani comenzó a coser su traje con la pareja de juveniles. Eneko Lujanbio y Aritz Murgiondo apenas encontraron oposición por parte de Imanol Cristóbal y Endika Manzisidor, dos delanteros de los que uno ha debido reconvertirse en zaguero por necesidades del equipo. Lujanbio, hijo de Iñaki, también delantero y campeón olímpico en Barcelona'92, les clavó siete tantos de saque y un gancho, el del 6-3, catalogado como el mejor remate de toda la mañana.
Manzisidor regaló bastante atrás e Igor Báez, su delegado, intercambió las posiciones de su pareja en el 15-5. Todo siguió igual hasta el 22-5.
Con un punto para cada equipo, el guión de la final se iba cumpliendo al dedillo y su suerte quedaba pendiente del último partido, el de los seniors. Los hernaniarras Ojuel y Gorrotxategi no dieron puntada sin hilo. Desarbolaron a Báez II, desdibujado. No gozó con la derecha. Entró trece veces de aire para ayudar a Aitzol Fernandez en el resto de saque. La pelota cogió excesivo bote.
El partido se rompió pronto gracias a cinco tantos de saque consecutivos de Paul Ojuel del 3-1 al 8-1 No hubo reacción. Gorrotxategi, sólido, dominó por completo a Fernandez con la ayuda de su delantero.
Fuente:diariovasco.com