El pádel no conoce fronteras

30
junio
2010

Pertenece a Padel

0 Comentarios

La asociación Pádel para Todos reunió a sus socios discapacitados con profesionales.

 

El pádel goza de una popularidad imparable. Ya no es ese deporte que tan sólo juega el ex presidente José María Aznar; o que se práctica en clubes exclusivos. Ahora hay una pista de pádel en cada recinto deportivo, así como en distintos lugares de trabajo. Deporte sencillo y accesible para todos. Personalidades importantes del pádel en España se han percatado y han impulsado una asociación en la que los discapacitados pueden jugar y crecer con la práctica del pádel.

 

Ahora hay una pista de pádel en cada recinto deportivo, así como en distintos lugares de trabajo. Deporte sencillo y accesible para todos. Personalidades importantes del pádel en España se han percatado y han impulsado una asociación en la que los discapacitados pueden jugar y crecer con la práctica del pádel.

El viernes se reunió toda la familia de Pádel para Todos en MOMO Sports Club, donde jugadores y jugadoras profesionales de primer nivel se dieron cita para arrancar una sonrisa a los discapacitados que juegan al pádel en las distintas escuelas de la asociación, una de ellas con sede en Alcalá.

Pádel para Todos amplía sus fronteras con una lavado de cara multimedia, ya que gracias a Roberto Gallego, entusiasta y prolifero colaborador de la asociación, han renovado la página web, donde ofrecen toda la información acerca de los eventos y noticias relacionadas con la organización. Con motivo de la nueva plataforma, Pádel para Todos se congregó en MOMO Sports Club para celebrar la apertura de la plataforma

Carolina Navarro, Cecilia Reiter, Patty Llaguno, Itciar Montes o Vanessa Martinez son algunas de las profesionales que se dejaron ver por las pistas complutenses de MOMO Sports Club. El deporte de la raqueta ya no sólo lo practican desertores del tenis, sino que se instala como una práctica de referencia y de gran peso en España, aunque todavía no termina de arrancar en el resto de Europa.

“En Alcalá empezamos con diez alumnos y ahora tenemos ocho” señala Oscar Cabellos, monitor de la escuela alcalaína de Pádel para Todos. “Entrenamos en las instalaciones de la UAH, que nos ha ayudado en todo lo que hemos pedido” afirma el monitor. La escuela complutense se complementa con otras tres repartidas entre Majadahonda y el barrio madrileño de Valdebernardo, donde se encuentra la única escuela infantil de pádel adaptado del mundo.

“El pádel se presta totalmente a la discapacidad. El boom del pádel llega de su facilidad para practicarlo. Para los discapacitados es genial” señala Óscar Cabellos. “Un discapacitado bien llevado tiene la agenda más apretada que un ministro, ya que pueden ejercer multitud de deportes” opina Agustín Verano, alma máter de Pádel para Todos junto a Kiki de la Rocha, que se decanta por el deporte de raqueta, ya que el fútbol “embrutece”.

“Tenemos discapacitados de seis a cincuenta y tres años” apunta Kiki de la Rocha, impulsora de la asociación encargada de llevar el pádel a todos los que lo quieran practicar, aderezado asimismo con “la educación con la que puedan crecer como personas. Ver que se pueden comunicar y disfrutar con el pádel es lo que más se goza”, apunta Agustín Verano.

Kiki de la Rocha: “El pádel es perfecto para los discapacitados”
Kiki de la Rocha y Agustín Verano conducen el carro de Pádel para Todos con todo el tesón que su pasión por el pádel les otorga. “Yo fui jugadora de primera categoría durante cinco años. Me hice juez arbitro internacional de pádel, tengo una hermana con discapacidad y aparte me dedico a la medicina” apunta Kiki de la Rocha que también ha participado como medico en paraolimpiadas.

“En 2006 monto la primera escuela” señala Kiki de la Rocha, que ya cuenta con cuatro escuelas, a las que se pueden sumar hasta cinco más: “En Colmenar, en Torrejón, en Llobregat, en la Rioja, en San Sebastian y en Murcia hay posibilidades de abrir una escuela”.

“La retribución son ellos” indica la coordinadora de Pádel para Todos, que considera que “lo más importante para nosotros es el mantenimiento de las escuelas”. “Estamos convenidos con la Fundación Joven del Consejo Superior de Deportes, y con la Federación Madrileña de Pádel gestionamos otros convenios. Hay un concierto con al UAH para las instalaciones” apunta Kiki de la Rocha, que indica que “la crisis se nota”.

Óscar Cabellos gestiona la escuela alcalaína de la plataforma, pero Kiki de la Rocha y Agustín Verano son los verdaderos responsables de que sesenta y cinco discapacitados, y entre ellos ocho complutenses, puedan contar con una raqueta en la mano para golpear la pelota entre paredes de cristal.