“El miedo me lo quitaré jugando”

10
noviembre
2010

Pertenece a Pelota Vasca

0 Comentarios

2010110901395780 300 El miedo me lo quitaré jugando 

Aimar Olaizola le ha hecho casi 30.000 kilómetros a su coche desde el pasado abril. En este tiempo no ha parado de trabajar con un objetivo: recuperar completamente su rodilla derecha, que se quedó destrozada el 24 de abril. El pasado sábado Asegarce le comentó que había llegado la hora de regresar a las canchas.

Sus sensaciones. En el último mes y medio Aimar Olaizola ha hecho tres entrenamientos semanales en frontón. El goizuetarra sabe que su regreso no va a resultar sencillo. “Yo no tengo ninguna presión por volver a jugar, sé que voy a notar que llevo siete meses sin vestirme de blanco. Para mí lo más importante es que no note que tenga problemas con la pierna, que esté estable y no note la lesión”, comentaba Aimar Olaizola. “Ya sé que al principio no jugaré como antes, pero sé que la gente tendrá paciencia conmigo al principio”.

La rodilla. El sábado Aimar Olaizola saldrá al Labrit sin ningún tipo de protección en la rodilla derecha. Así se lo han recomendado los fisios y así lo ha hecho. “Ha recuperado la musculatura antes y mejor de lo que pensaba. Tengo ahora un ligamento más “grueso” y más fuerte de lo que tenía antes. Eso es bueno porque la pierna está mucho más fuerte, pero todavía me cuesta doblar”, explica.

La lesión más dura. No es la primera vez que Aimar Olaizola supera una lesión grave. Tuvo roturas del bíceps y del dorsal de su brazo derecho, que le mantuvieron también meses de baja. Pero esta lesión ha sido especial. “Cualquier lesión se hace larga para cualquier deportista. La del brazo fue difícil de recuperar también, pero esta se me ha hecho más dura entre la operación y todo el proceso de recuperar la pierna”, decía. “No va a ser como volver a debutar, pero siete meses son mucho tiempo sin jugar, y lo que más nos gusta es jugar”.

Sin metas concretas. Asegarce quiere que Aimar regrese ya para quitarse miedos y coger juego. Más al fondo aparece el Parejas. “No me marco como objetivo estar en el Parejas más o menos bien. Lo más importante para mí es volver a jugar y hacerlo bien. En los entrenamientos no he tenido ninguna molestia, y sería extraño que las tuviera ahora. Me cuesta hacer arrancadas, también cuando le tengo que dar a la pelota a contrapié y algunos desplazamientos. Le digo a la pierna que vaya y a veces no va”, explica el delantero de Asegarce. “El miedo me lo voy a quitar jugando partidos. Me imagino que en los primeros partidos no jugaré bien, llevo meses desencanchado”.

Lo más duro. Olaizola II se ha hartado de hacer el viaje Goizueta-Vitoria-Goizueta. Pero aún así, eso no ha sido lo más complicado. “Toda la lesión y la recuperación han sido duros, pero para mí lo más difícil fue el primer mes. Esperar a que bajara la inflamación de la rodilla para poder operarme, luego las semanas que estuve con la férula de plástico, que no dejaba dormir muy bien”, explicaba. “La rehabilitación ha sido larga, pero lo he llevado bien”.

¿Un Aimar más fuerte? “Creo que después de la lesión sí que soy más fuerte mentalmente. De estas circunstancias también aprendes mucho. En estos meses yo he puesto todo de mi parte para recuperar bien la pierna. He hecho todo lo que me han dicho”, apuntaba el goizuetarra.

Un tipo agradecido. Aimar tenía palabras de agradecimiento para quienes en siete meses le han ayudado a salir adeante. “Tengo que darle las gracias a mucha gente. Al doctores Mikel Sánchez y Simón, a Itxaso y Maite, las fisios que me han tratado… he estado en muy buenas manos. Y a todos los que me han ayudo: a la familia, mi novia, los amigos… todos han hecho que estos meses hayan resultado más fáciles”.

Fuente:Diariodenavarra.es