Cristina Torrens: “Una vez retirada te das cuenta de lo bien que vivías cuando jugabas”

19
diciembre
2011

Pertenece a Tenis

0 Comentarios
cristinaTorres

 

Cristina Torrens es la mejor tenista que ha dado Navarra en su historia, llegó a ser número 27 del mundo y actualmente es gerente del club de pádel Pablo Semprún, en Itaroa, donde aprovecha para seguir empuñando la raqueta de vez en cuando, aunque esta vez sea de pádel

pamplona. La vida de un deportista es corta. Hay algunos que saben encarar la nueva realidad que les llega a un temprana edad y otros, sin embargo, les cuesta adaptarse a esa nueva vida. Cristina Torrens (12 de septiembre de 1974, Pamplona) alcanzó cotas altas en el mundo del tenis (llegó a ser número 27), pero siempre tuvo claro que un día se iba a acabar. Para que esa época fuese menos dolorosa, la extenista señala a su familia como factor primordial para que mantuviese los pies en el suelo en todo momento. 

Torrens recuerda su pasado profesional con cariño e, incluso, reconoce que lo echa de menos. "Ahora te das cuenta de lo bien que vivías en aquella época. Incluso cuando pasabas la Navidad en Australia disfrutabas mucho". Justamente el país oceánico es su preferido de todos, y han sido muchos, en los que ha estado jugando y al que espera volver con tiempo para poder conocerlo con tranquilidad. Por su deporte tuvo que viajar mucho y es algo que recomienda encarecidamente a todo el mundo ya que cree que sirve para "abrir la mente".

En la actualidad, siete años después de abandonar las pistas, no se ha alejado del todo. Es gerente en el club de pádel Pablo Semprún de Itaroa, donde ha cambiado la raqueta por la calculadora y el papeleo, aunque siempre tiene tiempo para vestirse de corto y jugar algún torneo de pádel o ir al gimnasio a correr. Fuera del deporte, le gusta ir al cine para entretenerse, lejos de "dramas y de películas de terror". Todo esto siempre con su teléfono de la mano, aunque ya ha perdido dos por despistes, del que reconoce que está "enganchada" pero que le es muy útil para no tener que andar con el portátil a cuestas durante todo el día.

Así es la vida actual de Cristina Torrens, una mujer que supo encarar la vida después del deporte con ilusión y que intenta aplicar todo lo que aprendió en su carrera al mundo de los negocios.

oml 7786.jpg 20111214170823torrens 1 Cristina Torrens: Una vez retirada te das cuenta de lo bien que vivías cuando jugabas

 

¿Cómo se vive una vez retirada?

La vida es completamente diferente, se puede decir que mejor o no. En mi caso ha sido un cambio radical. Viajaba por todo el mundo durante 10 meses y, los dos meses que no viajaba, estaba concentrada entrenando. Era muy rutinario. Rutinario en el sentido que siempre hacíamos lo mismo aunque en sitios diferentes. Ahora todo es más tranquilo, los viajes eran muy cansados. Pero ahora, por otra parte, te das cuenta de lo bien que vivías por aquel entonces pese a lo mucho que te quejabas. Ahora echo de menos ciertas cosas y otras que no me gustaría volver a hacer.

 

¿Qué echa de menos?

Estar cada mes en un país diferente. Estar con gente diferente, cambiar de aires. Te abre la mente viajar y conocer gente diferente. Te da mucho aire. Por contra, perdías vida social y familiar. Por ejemplo, pasabas las Navidades en Australia y pensabas que querías tener unas fiestas normales, en tu casa. Y ahora te das cuenta que se pasa mucho mejor la Navidad allí que aquí. Además teníamos mucha exigencia física y, sobre todo, mental. En el tenis teníamos que ganar cada semana, ahora en tu trabajo también tienes presión pero es totalmente diferente a la del deporte.

 

¿No se siente una un poco perdida estando un día en China y la otra en Miami?

Sí, pero lo llevaba haciendo desde pequeña y la gente que vivía conmigo hacía lo mismo, por lo que para mí era algo normal. Cuando te retiras, el primer año piensas lo bien que se está en casita, pero ya al siguiente comienzas a echar los viajes de menos. El cuerpo te pide variedad, pero sabemos que el deporte se acaba a una edad temprana y hay que asumirlo y ya está. 

 

¿Cómo recuerda el día que tomó la decisión de dejarlo?

No es una decisión que se toma en un día. Esa última época para mí no fue buena. Cuando te retiras es por que, a no ser que seas Steffi Graf, los resultados no acompañan y las lesiones tampoco. La última temporada fue mala para mí, pero no traumática. Es una cosa para la que llevaba tiempo preparándome. Los deportistas sabemos que en una edad muy joven tenemos que cambiar de vida y creo que di el paso en el momento adecuado. Lo volvería a hacer.

 

¿Cómo se prepara para tomar esa decisión?

No te preparas. Siempre he pensado que mi vida no solo era el tenis. Mi familia siempre me ha ayudado a pensar que el tenis no lo era todo en la vida y que iba a llegar un momento en el que se iba a acabar. Ahora estoy en una etapa diferente pero buena. El tenis me dio mucho, aprendí una barbaridad de cosas y ahora en esta etapa también estoy viviendo otros aspectos que están enriqueciendo mi vida. Estoy contenta.

 

Le han hecho homenajes, hay gente a los que no les gusta, ¿a usted qué le parecen?

Soy una persona a la que no le gusta ser el centro de atención. Soy bastante tímida, pero se agradece mucho. Una vez te retiras te das cuenta de lo que te ha valorado la gente mucho más de lo que lo haces cuando estás en competición. A veces aún hay gente que me dice que me seguía y eso se agradece mucho.

 

Cuando era tenista profesional, ¿qué le parecía la prensa?

Bien, tampoco he sido una estrella mediática, pero mi experiencia es que, por ejemplo, aquí en Pamplona me han tratado muy bien. Hacían seguimiento de los torneos en los que participaba y tampoco yo era muy mediática y se me respetó eso. Creo que tengo una buena relación con la prensa.

 

Está en un club de pádel, ¿sus clientes la reconocen?

Algunos sí, pero muchos no. Enseguida los deportistas pasamos al olvido. Por ejemplo, si tú preguntas a los niños de hoy en día por Corretja, que lo ha sido todo en el tenis, es difícil que sepan quién es ya que si no eres Nadal ya pasas a un segundo plano. Mi carrera deportiva ha sido fuera deportiva, además. Pero sí que hay gente que se acuerda y me lo dicen.

 

Ahora es gerente, ¿le ha servido su experiencia como tenista profesional?

Mucho, el deporte te enseña, te educa y te da valores. No me ha ayudado de una manera específica, pero me ha dado disciplina y a pelear cuando las cosas no van bien. Luego en esta nueva etapa he tenido que aprender cosas nuevas. A nivel que sea, el deporte te da una base buenísima.

 

¿Abre puertas haber sido una deportista conocida a nivel nacional o es una traba?

Las abre, no las cierra. Te ayuda, no significa que vayas a tener las cosas fáciles, pero sí que la gente cree que si has sido deportista tienes unos valores y sí, creo que puede ayudar.

 

Ahora que está en el mundo de los negocios, ¿cómo le ha afectado la crisis a su negocio?

Para la situación que tenemos, el pádel vive un buen momento. Además, creo que es un deporte que se está asentando bien y que está creciendo. Para como esta todo, los clubes de pádel somos privilegiados ya que el boom que vive nos está ayudando a pasar estos momentos que si los pasamos ya podremos con todo.

 

Ha dado clínics una vez retirada, ¿se le da bien enseñar?

No. Cuando me retiré me ofrecieron vayas cosas de temas de tenis, pero creo que mi vocación no es la enseñanza, no me llenaría.

 

Dicen las malas lenguas que el tenis es un deporte para gente con dinero, ¿qué opina?
 

El tenis era un deporte de gente adinerada hace tiempo, hoy en día no. Hay unas instalaciones públicas magníficas, el material no es carísimo. En la actualidad, el que quiere juega al tenis.

 

Ahora tendrá más tiempo para sus hobbies…

Mucho más. Además ahora tengo vacaciones cuando las tiene todo el mundo. Antes en Semana Santa o Navidad nunca podía. Los viajes ahora también los hago en otro plan. Al cine, al teatro o leer lo podía hacer antes igual que ahora.

 

En sus largos viajes me imagino que le acompañaría mucha música, ¿cuáles son sus gustos?

El último disco que he escuchado ha sido el de Adele. Mi cantante favorito español es Joaquín Sabina y también me gusta mucho Coldplay y como solista internacional me encanta Ben Harper, que no es un cantante muy conocido pero a mí me encanta.

 

¿Y de lectura?

 

No leo tanto como me gustaría, el último libro que leí fue el de Ken Follet. Antes, al viajar, leía muchísimo, pero últimamente no estoy muy puesta.

 

Uno de sus gustos principales es el cine.

Sí, me gusta ir al cine a entretenerme, no me gustan los grandes dramas ni el cine de terror. Por ejemplo, no soy de tele. La veo poco, pero me gustan las películas. Soy poco de programas. Cuando tengo un rato me pongo una película. Me gustan las comedias españolas, no las de terror, y las americanas también siempre que sean buenas.

 

¿Le gustan otros deportes?

Principalmente me gusta el pádel, correr e ir al gimnasio.

 

¿Sigue la actualidad de otros deportes?

Sí, pero me gustaría que la información en los medios no fuese tanto fútbol y más otros deportes. Si ves el Telediario, de 15 minutos, 14 son fútbol y muchas veces de cosas no muy interesantes ya que no se puede llenar tanto espacio. Me gustaría que le diesen más importancia a otros deportes, no te digo al tenis, que ahora con Nadal y la Copa Davis tiene su relevancia, pero hay otros deportes que hacen cosas importantes y no se les da su espacio porque está ocupado por el fútbol.

 

Ha viajado por todo el mundo, algún sitio del que se haya enamorado.

Australia, tengo ganas de volver. Está muy lejos para ir, pero todo el mundo debería ir.

 

Y alguno al que no quiera volver.

Ninguno, he estado por todo el mundo y todas las ciudades tienen su encanto. Aunque tengamos mala imagen de sus sitios, si buscas le encuentras su belleza.

¿Qué le parecen las nuevas tecnologías?

Estoy enganchada al teléfono, pero lo pierdo siempre. Es el tercer iPhone que tengo ya por que el resto lo he perdido. Me ayuda a no tener que estar colgada al ordenador portátil.

 

¿Y las redes sociales?

Me ha costado pero acabo de entrar en Facebook y he creado una página para el club, pero lo sigo menos de lo que debería. Me parece muy útil para el trabajo y para el tema personal ya que te encuentras con mucha gente que hace tiempo que no veías.

 

¿Trabaja en un centro comercial, es usted más de este tipo o del comercio pequeño?

Soy de los dos tipos. En Itaroa tenemos de todo y es muy cómodo, pero luego si quieres encontrar algo concreto, callejear por las calles de Pamplona está bien. Son dos buenas opciones.

 

Fuente:noticiasdenavarra.com