Cristina Gómez, consagrada en squash con solo 18 años

10
marzo
2017

Pertenece a Squash

0 Comentarios
Captura-3-660x330

Israel Molina

Con tan solo 18 años de edad, la murciana Cristina Gómez ya mira a los ojos a las mejores jugadoras de squash del mundo. Recién estrenado su campeonato de España absoluto, la mejor jugadora júnior de Europa y segunda del mundo visitó Practico Deporte con una sonrisa y un millón de sueños bajo la raqueta.

Descendiente de San Pedro del Pinatar, con apenas 16 años tuvo que hacer las maletas y mudarse a Madrid para cumplir el sueño de ser la mejor jugadora de squash de España, algo que ya ha conseguido hace escasas fechas. “Empecé en squash casi por casualidad, porque hacía judo y un día en el mismo gimnasio me metí en la pista con unos amigos. Me gustó, se me dio bien y empecé a compaginar los dos hasta que me decanté, claro”.

“Aprendí a perder”

0 004 300x200 Cristina Gómez, consagrada en squash con solo 18 años
Cristina Gómez, durante su visita a Practico Deporte.

“Desde los 10 años he ido ganando los Campeonatos de España de mi categoría y además jugaba con más mayores. Ángel Pedro, mi primer entrenador, nos hacía competir en todas las categorías superiores. Con 13 años ya jugaba el sub-19. Esto fue muy importante porque aprendí a perder, que es básico en el deporte”, reflexiona la jugadora.

Además de ser una de las grandes de su deporte dentro de las pistas, mantiene la cabeza bien amueblada fuera. “Estoy estudiando psicología porque la carrera de un deportista es corta. Además, del squash solamente se puede vivir si estás entre las 30 mejores del mundo y nunca se sabe qué puede pasar”.

“No es fácil compaginar los estudios con los entrenamientos. Hago tres sesiones al día, tengo que viajar y te tienes que planificar bien”, comentó Cristina quien reconoció que tiene poca vida social. “Me gusta mucho la música, leer o bailar, pero tengo poco tiempo, la verdad”. Además, bromeó diciendo que le pegaría “ser DJ”.

El Europeo Júnior, el gran objetivo

También admitió que le “encanta” viajar. “Viajo mucho, sí, pero es todo aeropuerto, hotel y club. Hay poco tiempo para lo demás”. Aunque explicó que espera disfrutar de Lisboa este mes de abril, ciudad a la que viajará con el objetivo de proclamarse campeona de Europa Júnior.

“Es el gran objetivo ahora mismo. Me gustaría despedirme de la categoría con una medalla. Sería un sueño hecho realidad”. A pesar de su ilusión, es consciente de la dificultad. “Habrá mucho nivel. Las inglesas son muy buenas, hay alguna alemana de mucho nivel y la suiza con la que jugué la final del German Junior Open -el último éxito de Cristina Gómez- también es candidata”

Sin embargo, no quita de su cabeza otros objetivos. “Juego con el club Royan la liga francesa, me ficharon a mí y me toca enfrentarme a las mejores del mundo. Me ganan pero aprendo mucho”, dijo entre bromas.

Tras el Europeo Júnior de Lisboa, tendrá el Europeo Absoluto en Finlandia

0 005 300x200 Cristina Gómez, consagrada en squash con solo 18 años
Cristina Gómez, junto al Presidente de la Federación, Eduardo Palanca.

Después de Lisboa su calendario se aprieta. “Tenemos el Campeonato de Europa de selecciones -en Finlandia- también en abril. Y después el Europeo individual absoluto en junio. Y a partir de septiembre ya pensaremos en la liga mundial”, la competición más importante del mundo y en la que ya ha brillado.

“Jugué en enero y fue increíble. Fui con el objetivo de pasar las previas y me metí en cuartos de final, no me lo creía”, comentó una Cristina Gómez, que explica la importancia tanto de su entrenador, el sueco Jonas Görnerup, como de su preparador físico, Eduardo Palanca.

Palanca, además, es el Presidente de la Federación y acompañó a la joven en su visita a la redacción de Practico Deporte.  “Eduardo y la Federación están haciendo un gran trabajo en las redes para promocionar el deporte, que es muy minoritario en España”, dijo la actual campeona de España.

Cristina Gómez ya es una realidad

Respecto a este triunfo, la murciana explicó lo duro que fue vencer a su rival y compañera de selección, Xisela Aranda. “Ella es muy física y domina mucho el fondo. Si entras en su juego, estás muerta. En el primer juego yo empecé sin confianza y lo perdí, después varié mi estilo, empecé a jugar más lento y me fue mejor. Y en los dos últimos juegos ya pude hacer mi mejor squash”, explicó visiblemente entusiasmada.

“De todas formas, le he ganado este año, ella es muy buena y ya veremos el año que viene lo que pasa”, bromeó la murciana, quien toma por referente a una de las leyendas españolas de este deporte, Elisabet Sadó, con la que ha compartido pista y con la que tiene una buena amistad. “Jugando es buenísima, después de retirada todavía me ganaba. Y como persona es aún mejor. Es un verdadero referente”, explicó Cristina sobre una jugadora que abandonó el deporte antes de pasar al profesionalismo.

La murciana no pierde la esperanza de poder ser deportista olímpica algún día

Respecto a su estilo, se definió como una jugadora “agresiva“. “Me gusta pegarle duro a la bola”. Sin embargo, también puntualizó que está trabajando para ser capaz de variar su juego en determinados momentos. “Tengo que aprender que si a una rival le va mal el juego lento, es lo que tengo que hacer. Estamos trabajando en esto”, sentenció.

Uno de sus sueños para el futuro sería convertirse en deportista olímpica. “La esperanza es lo último que se pierde”, subrayó. “El squash será olímpico algún día, pero habrá que ver cuando. Ojalá pudiera ir a unos Juegos, sería la leche”, explicó sin dejar de sonreír, un rasgo que la caracteriza como ningún otro. Y es que como ella misma dice, “un día sin sonreír, es un día perdido“.

practicodeporte@efe.es