Calma chicha antes de la tempestad

19
noviembre
2018

Pertenece a Frontón / General / Pelota Vasca

0 Comentarios
191118 pelota 2

Jokin Altuna y Joseba Ezkurdia han cumplido este jueves en el Navarra Arena con la liturgia del apartado de material, el último paso antes de la disputa, el domingo, de la final del Campeonato del Cuatro y Medio en el recinto multiusos de Pamplona. No ha habido queja alguna, los protagonistas se han quedado satisfechos con el lote de diez pelotas que les ha presentado Martín Alustiza, el seleccionador, que había sido elegido hace mes y medio. «Me ha gustado el material, había incluso pelotas más vivas que otros lotes del campeonato. Las mías son más bajas y las de él, más vivas. Si en algún momento del partido tengo que utilizar las suyas no será un problema», ha subrayado Altuna.

Curiosamente, la más ligera, de 104.1 gramos -el reglamento establece que deben pesar entre 102 y 107 gramos- ha correspondido al amezketarra. «Hoy en día se le da al peso de las pelotas más importancia de la que tiene. Lo que interesa no es el peso, sino cómo anda en el suelo», se ha defendido Altuna. Ezkurdia tampoco ha puesto ninguna pega. «Antes solía escoger pelotas más vivas. Ahora, en cambio, más fuertes».

El Navarra Arena, escenario de la final, ha sido otro de los focos de atención. El domingo será la primera vez que el amezketarra juegue en dicho frontón. Ezkurdia ya lo hizo en la final del Master Codere del pasado 30 de septiembre. «Es un frontón exigente, todos lo son. Al ser nuevo, tiene que hacerse. Antes el de Bilbao no me gustaba nada, pero desde que he ganado allí dos txapelas me encanta. Cuando estás bien de juego el frontón no te parece exigente, pero si estás mal todos son complicados», dice el guipuzcoano.

Frontón bueno para atacar

En opinión de Ezkurdia «la pelota hace extraños al salir del frontis, el suelo es muy rápido y la pared izquierda, áspera, agarra. Es bueno para atacar y no tan bueno para defender». El de Arbizu se ha entrenado en el Navarra Arena antes de la elección junto a Pello Etxeberria.

Coinciden ambos al señalar que el saque resultará «fundamental» dadas las condiciones del frontón. «El primer pelotazo será importante y el resto también. Si no evito el saque-remate de Altuna lo tendré muy difícil para ganar. Tendré que darle velocidad al saque», subraya Ezkurdia, quien añade que «de momento estoy tranquilo, centrado únicamente en los entrenamientos. Tengo buenas sensaciones y me hace mucha ilusión jugar la final en Navarra. No tengo miedo, pero es bueno sentir ese cosquilleo».

Altuna admite que «la lesión en el brazo izquierdo ya está olvidada. No he tenido ningún problema entrenando». El amezketarra ya sabe a lo que se va a enfrentar. «Si me ganó por 22-10 en el Atano será por algo. En este campeonato Ezkurdia ha sido el mejor. Él dirá que yo tengo dos txapelas, pero creo que el favorito es él. En la semifinal contra Urrutikoetxea dio lo mejor de sí y marcó los tiempos del partidos. Además, a mí siempre me ha costado entrar en los partidos cuando son finales. La única estrategia que vale es dar el 100% en la cancha».

Y Ezkurdia también. «El Altuna de Donostia no lo voy a tener. En aquel partido me dio facilidades cuando tuvo que defender. Contra Víctor y Aimar hizo dos grandes partidos y fue capaz de levantar un 2-9 ante Oinatz, que no es nada sencillo. Tiene 22 años y esta va a ser su cuarta final. Siempre está centrado en la cancha, serio y juega una barbaridad. Si yo no juego bien, me pasará por encima

Ninguno se guardará un as bajo la manga, aunque Altuna adelanta que «durante el partido piensas en muchas cosas y eso es habilidad libre. Depende del momento de juego en el que estés y la situación del partido». Ezkurdia cree que «una final no es momento de hacer cosas nuevas».

Fuente: Diario Vasco