Acapulco histórico, la mejor edición del Abierto mexicano de tenis

28
febrero
2017

Pertenece a General / Tenis

0 Comentarios
1488212183_820925_1488212227_noticiarelacionadaprincipal_normal_recorte1

Guerrero cerró el 2016 como uno de los estados más violentos de México. De acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se registraron hasta 2.213 homicidios en la entidad pegada con el Pacífico. Acapulco, su localidad más popular, también es rehén de una dinámica constante de asesinatos. Pese a ello, el Abierto mexicano de tenis parece un oasis aislado donde, por seis días, tendrán su mejor edición.

La organización del Abierto de México recibe a cuatro tenistas del top ten de la ATP. Los principales, ya anunciados con antelación, eran Rafa Nadal (6), Marin Cilic (7), Dominic Thiem (8) y David Goffin (10). En la lista también está el medallista de plateado en Río 2016, Juan Martín del Potro. Pero, a cuatro días de que arrancará el certamen, los directivos anunciaron la incorporación del número dos del mundo, Novak Djokovic. Al serbio le otorgaron un wild card para sumarse a la lista oficial. Así se conformó una competencia elite, la mejor en su historia en una pista dura.

Entre los jugadores anunciados estaban Milos Raonic, número tres del ranking, y Alexander Zverev, el alemán sensación de 19 años; sin embargo, las lesiones les marginaron de competir en la cancha del recinto Fairmont Acapulco Princess. En las prácticas de Nadal y Djokovic, la afición mexicana abarrotó el lugar.

El Abierto mexicano de tenis comenzó en 1993 y durante cuatro años fue dominado por el austriaco Thomas Muster, quien fuera el número uno del tenis mundial y campeón del Roland Garros en 1995. Ningún tenista mexicano se ha consagrado en casa en singles masculinos ni femeninos. El único que ha logrado quedarse con la gloria es Leonardo Lavalle al ganar en dos ocasiones en los dobles masculinos junto con el brasileño Jaime Oncins (1993) y el argentino Javier Frana (1995). 

"Los deportistas que nadie se crea que vivimos en un mundo irreal, vivimos un mundo real, tenemos gente cercana que conocemos que lo pasa mal, que no tiene empleo, gente que puede tener algunos problemas", comentó Rafa Nadal cuando le preguntaron por los problemas que afronta la zona turística de Acapulco.

Nadal ya sabe lo que es pasarla de lo lindo en México. En 2005 doblegó a Albert Montañes para quedarse con el Guaje, el trofeo en forma de pera. Ocho años después venció a su compatriota David Ferrer para quedarse con la gloria. El finalista del Open de Australia 2017 se prepara para jugar el Máster 1.000 de Indian Wells en marzo. 

El boletaje para el Abierto se agotó en los primeros días de febrero. En la reventa por Internet los precios se han cotizado de una manera exagerada. Se pueden encontrar billetes desde 28.000 (1.400 dólares) pesos hasta 66.000 (3.320 dólares), los cuales aumentan su valor el día de la final, el sábado cuatro de marzo.

La atención estará en Djokovic. "Para el resto de jugadores que él esté siempre es una mala noticia, pero para el torneo es fantástico que tantos buenos jugadores estén en el torneo. Creo que es el año de más nivel y así lo comentamos con el director, Raúl Zurutuza", dijo Nadal a EFE. Nole jugará la primera ronda contra el eslovaco Martin Klizan. En caso de que gane se podría enfrentar a Juan Martín del Potro; Nadal se medirá contra Mischa Zverev. En México caería de perlas la final entre el serbio y el español. En Acapulco todo será tenis, por lo menos, en seis días. 

Fuente:El Pais